La Edad Media

Vestuario en la Edad Media

Vestir en la Edad Media

 

Las moda de la Roma Imperial poco a poco fué siendo sustituida porotros ropajes. Togas y túnicas se cambiaron por  tejidos depunto y malla, característicos de esta nueva etapa, conocida como EdadMedia, que se inicia en el año 476.

Los bárbaros, por su parte también aportaron a este nuevovestuario  la costumbre del uso de bragas que cubrían las piernas,prendas semejantes a los pantalones, o las calzas, éstas adheridas a la pierna,bordadas y adornadas, ajustadas ambas en las pantorrillas, por medio de correasentrecruzadas. Usaban generalmente dos tonos de ropa, el lado izquierdo no eradel mismo color que el derecho Los nobles las usaban de color rojo. Lastúnicas, que antes carecían de mangas o las poseían muy cortas, ahora lasanexaron.

 Se siguieron usando las capas de lana rectangulares (clámides) peroahora con mayor amplitud.

 

La ropa medieval

 

Como en todos los órdenes de la vida en las sociedades del periodo todo seencontraba estratificado, y la vestimenta no era la excepción sino mas bien, elterminante veredicto de a que estrato social pertenecía cada individuo.

Lino pegado al cuerpo, lana y pieles baratas para el abrigo, constituían enel mejor de los casos a lo que un siervo , o un villano podía aspirar (esto,claro esta, cuando el lino no terminaba en los depósitos del Sr. Feudal).

Los colores quedaban reducidos a las tinturas de mas fácil ybarataelaboración (obviamente estos colores variaban sutilmente dependiendo de lazona donde se encontraran). En este punto resulta oportuno recordar que lamayoría de la ropa era hilada, cortada y cosida porlas mujeres de la familia.

Entre los pobres abundaban los colores naturales de las telas, Gris y marrón(hay representaciones de vestimenta celeste yverde, pero se consideran decarácter alegórico y no de rigor histórico) .


         


Generalmente son representados con camisolas diversos largos de manga (perocon un largo no superior a la terminación de la cadera). Dentro de lasmenciones cristianas se encuentran a la vestimenta de Duelo (negra o blanca) locual hace pensar que también en este periodo en particular eran coloresparticularmente baratos o fáciles de conseguir.

Se cree que durante el invierno calzaban suecos de madera, y durante elverano permanecían descalzos.

Porsu parte los niños quedaban confinados a una túnica de saya, que lucían a mediapierna, generalmente descalzos y sin otra ropa.

Seconjetura (existen apenas representaciones anteriores al siglo XV) que lasmujeres usaban aproximadamente el mismo largo que las damas, sin variar endemasiado más sus trajes con los de los infantes.

Respectoa la ropa de trabajo son abundantes las menciones de delantales y calzones depieles baratas (conejo u oveja) para el invierno, también sobre gorros osombreros que identifican al propietario con determinado gremio o profesión.

Susmejor aventurados coterráneos;  Vivian en un mundo más colorido, donde laropa era generalmente más larga y brillante, el lino entre los Sres. (y Sra.)mas pobres y la seda para los mas poderosos, engarzada y bordada con oro, amenudo con forros de pieles exóticas, incluyendo raras importaciones del Áfricao del medio oriente, pero el zorro, el lobo y en las regiones mas frías el osoparecen haber sido las mas populares.

Generalmentelos registros hablan de que el largo de la túnica alcanzaba las rodillas y querecién en el año mil en Francia se acorto (aunque no sin antes calificarla deimpúdica) por sobre la rodilla para los hombres y con una boca manga de hasta 3 pies de largo.

Respectoa las mujeres parece pertinente decir que entre las mujeres jóvenes se permitíaun discreto escote (usualmente tapado por un velo de lino cerrado por una piezade joyeria), pero la falda siempre por debajo del piso (hay menciones devestidos de día de hasta 6 pies de largos) y los brazos tapados por una camisola delino o seda (en el caso de las mejor venturadas).

Lilas,negro y blanco (para el duelo), escarlatas, celestes, azules, dorados, rojos,plata, verdes puros, amarillos, rosa y Púrpura. Son mencionados como loscolores utilizados por las elites del periodo, cabe resaltar que los colores seusaban en tintes brillantes, ya que esto requería una cantidad de tintura mayory por lo tanto demostraba un mayor poder adquisitivo.

Encuanto a los barones Rus, vale mencionarlos aparte, ya que para las galasvestían a la usanza de las nobles de Constantinopla (incluyendo joyería), peroen el día a día, vestían con vestimentas similares a los de los campesinos,pero más ricamente adornadas.

Calzabanbotas (generalmente se las menciona verdes) o zapatos con una prolongacion enforma de punta de diversos tipos (con o sin orejas, hasta 3 pies de largo).

 

El mundo bizantino, aportó su lujo y su nuevavariedad de telas. Sobre todo se agregó la seda y los ricos bordadosen oro y piedras preciosas. Los flecos y adornos predominaban en sus trajes quepoco a poco fueron infiltrándose en la zona occidental, por ejemplo con el usodel manto semicircular, agarrado desde el hombro derecho, ya que no teníaningún agujero para pasar la cabeza. El manto era símbolo de status, y no sólopara protegerse del frío. Los mantos oscuros simbolizaban que la personaatravesaba un período de duelo.

                                      

El pellote era una especie de vestido largo yabrigado ya que se forraba habitualmente con piel de conejo. Lascabezas eran adornadas con sombreros cilíndricos o birretes.

 

Para la guerra se usaban cotas de malla,sobre túnicas de lana, armaduras, escudos y yelmos de hierro, pues las luchaseran cuerpo a cuerpo, y cinturones para sostener las espadas.

                           

En cuanto a las mujeres, se hizo común eluso de faldas de forma cuadrada, con un agujero en la cintura y cuatro picos enel extremo inferior. Predominaban las líneas rectas y las mangas ajustadas.Cubrían sus cabezas con cofias o tocados, sujetas con cintas que se atabandebajo de la barbilla. Se protegían del frío con mantas o capas. También aligual que los hombres, usaban pellotes. No usaban calzas ya que las piernas nose cubrían.

                                     

Los religiosos, de gran influencia en el cristiano mundo medieval también contaban con ropas típicas, muchas de cuyas características aún subsisten. Para las grandes ocasiones, los obispos usaban la mitra, o toca alta y puntiaguda, el báculo pastoral (bastón); la capa, y la dalmática, túnica abierta por los lados, en muchas ocasiones finamente adornada, con hilos de oro y plata.

    En cuanto al calzado, ambos sexos usaban una especie de zapatillas abiertas fabricadas con cuero, de cabra para las clases más adineradas, o de vaca para el común de la población. A veces, los hombres llevaban botas.      

                                        .

Comentarios

fome

ppzz esta muuyy buena la informacion aunque le falta clasificar mujeres y hombresss

Añadir un Comentario: